Técnicas de estudio

Qué duda cabe que estudiar siempre va a requerir de esfuerzo intelectual y fuerza de voluntad por nuestra parte, pero, gracias a unas técnicas de estudio adecuadas, conseguiremos que optimizar tanto nuestro tiempo como esfuerzo y que el aprendizaje de cualquier materia nos sea mucho más sencillo.

Técnicas de estudio

Las técnicas de estudio son un conjunto de herramientas y buenos hábitos, que, una vez incorporados a nuestra rutina de estudio, nos ayudarán a que la comprensión y retención de los conocimientos sea más fácil y rápida.

Existen muchas técnicas de estudio, algunas, muy sencillas, podemos adoptarlas desde ya.

Antes de enumerar algunas de ellas, queremos recordaros que el entorno es muy importante, por lo que no debemos olvidar este importante aspecto a la hora de estudiar.
Cuando tengamos que estudiar tenemos que buscar un lugar tranquilo en el que no haya distracciones como ruidos.

No debemos olvidar tampoco que tendremos que estar en un lugar cómodo en cuanto a mobiliario, iluminación etc.

Te recomendamos asimismo que prescindas de distracciones como ordenador, móviles, televisión etc. Cuánto más concentrado/a estés en una sola tarea, más fácil te resultará llevarla a cabo.

TÉCNICAS DE ESTUDIO

Existen muchas técnicas, pero aquí te resumimos algunas de las más básicas:

EL SUBRAYADO

Conforme leamos el temario, es muy útil ir subrayando los conceptos más importantes sobre los que leamos.

Tras una primera lectura comprensiva de todo el texto, te recomendamos que hagas una segunda lectura en la que, esta vez sí, subrayes aquellas frases y palabras más importantes.

Gracias a esta técnica conseguirás destacar los conceptos más importantes del texto y, con el mero gesto de releerlo para subrayar, los conceptos se quedarán mejor fijados en tu memoria.

RESÚMENES PROPIOS

La mejor manera de estudiar es con nuestros propios apuntes y resúmenes.

Por un lado, al estar escritos por nosotros, en nuestro propio lenguaje, nos parecerán mucho más comprensibles y lógicos.
Si además de escribir nuestros apuntes, hacemos resúmenes sobre ellos, conseguiremos por un lado sintetizar los conocimientos más importantes y, por otro, afianzarlos más, ya que crear resúmenes nos obliga a releer más veces el texto y así retener más lo leído.

Tradicionalmente los resúmenes se han hecho de puño y letra, pero, si lo prefieres, también dispones de herramientas online para hacerlo en el ordenador.

CREA ESQUEMAS

Los esquemas o “mapas mentales” nos ayudan a estructurar conocimientos y presentarlos de una forma más visual. Estos mapas nos ayudan a organizar la información. Al hacerlo de forma visual, nuestro cerebro los asimila aún más rápido.

Además, el propio proceso de creación de estos mapas nos ayuda a que mentalmente, estructuremos mejor la información.

REGLAS MNEMOTÉCNICAS

Gracias a las reglas mnemotécnicas, resulta más sencillo aprender sobre todo listados o un grupo de nombres o conceptos.
¿Cómo funcionan? Para aprender este tipo de conocimientos “de memoria” es más sencillo hacerlo si lo asociamos con otros conceptos que nos son más familiares.

Existen muchos tipos de reglas mnemotécnicas, por ejemplo, aquellas que se basan en memorizar una sola palabra, en la que cada letra representará un elemento de la lista. Por ejemplo: RICE, un término muy empleado en Sanidad para denominar lo que se debe hacer cuando se produce una lesión: R (rest: descanso) I (Ice: hielo) C (Compression: compresión) E (Elevation: elevación)

También son útiles aquellas en las que utilizamos las imágenes o dibujos para relacionadas con varios conceptos, ya que nuestro cerebro habitualmente retiene mejor la información visual.

PRÁCTICA

En muchas ocasiones, la mejor manera de afianzar conocimientos es ponerlos en práctica. Por eso, no solo debemos centrarnos en la teoría. Siempre que podamos tenemos que aplicar lo aprendido con casos prácticos y ejercicios.

Estos resultan especialmente útiles, e incluso diríamos que totalmente necesarios, por ejemplo en materias como las matemáticas, física, contabilidad… No debemos olvidar tampoco los idiomas ya que la práctica de este es la mejor forma de aprender a manejarlo con soltura a todos los niveles: lectura, escritura, habla…

Hemos hablado de algunas de las técnicas de estudio más básicas, pero no por ello menos útiles, pero existen muchas más.

Además, cada uno/a debemos aprender a identificar aquellas que nos resultan de mayor ayuda para nosotros, teniendo en cuenta nuestra forma de estudiar y asimilar conocimientos.

Si necesitas un refuerzo en tus estudios y quieres conocer más técnicas de estudio que te ayuden a completar tus exámenes con éxito, recuerda que en ClasesZaragoza ofrecemos clases específicas para el aprendizaje y la práctica de técnicas de estudio.

No dudes en preguntarnos más detalles sobre ellas y cómo pueden ayudarte.


INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE